VILAFLOR

Vilaflor de Chasna es un municipio eminentemente rural emplazado en las medianías del sur de Tenerife. Cuenta con 56,26 km2 de superficie a 1500 metros sobre el nivel del mar, lo que le convierte en uno de los municipios más altos de España. Limita con La Orotava, Arona, Granadilla de Abona, San Miguel y Adeje. Tiene un alto valor paisajístico y en su economía destacan el cultivo de la papa, la vid y el almendro, favorecidos por la calidad de sus tierras y sus aguas. En Vilaflor de Chasna nació en 1626 el primer santo canario, el evangelizador de Guatemala Santo Hermano Pedro.

Desde el siglo XVI el pueblo de Vilaflor de Chasna fue el destino de numerosos visitantes que acudían por el Camino Real de Chasna atraídos por su cercanía al Teide y por su agradable clima, desde botánicos, científicos o enfermos que deseaban disfrutar de la tranquilidad del entorno. Entonces se alojaban en el primer hotel del sur de la isla, el Hotel Vilaflor.