VALSEQUILLO

Cuentan las crónicas de la Conquista de Gran Canaria que al llegar los conquistadores castellanos al barranco hoy denominado “de San Miguel”, sostuvieron una cruenta batalla con el caudillo aborigen Tecén, que defendía las inmediaciones del Almogarén de El Helechal. Desde entonces el lugar recibe el nombre de La Sepultura y Sepultura del Colmenar. En este mismo lugar, a fines del siglo XVI o comienzos del XVII, se estableció un cuartel de caballería, El Cuartel del Colmenar. Éste es uno de los más importantes monumentos históricos del municipio, célebre en la Isla por su ganadería equina. Al frente de este cuartel estuvo el brigadier Sebastián Pérez Macías, padre del gran novelista grancanario Benito Pérez Galdós.

Tuvo que ser esta comarca una extraordinaria zona de cultivos, debido a su ubicación geográfica en la frontera entre las dos grandes bandas climáticas de la Isla, la zona húmeda y pluviosa del Norte y la más seca del Sur, influidas ambas por el efecto atemperador de los Alisios. Desde el Roque del Saucillo, en las cumbres del Valsequillo, hasta la zona baja del municipio se extienden numerosos cultivos cuyos frutos son muy apreciados en la isla por su sabor y calidad. Asimismo, se ha consolidado en la zona el cultivo de flores, siendo uno de los principales centros de producción y exportación de este producto en la isla, y la elaboración de quesos reconocidos en todo el Archipiélago.