VALLESECO

A una altura de 1.000 metros sobre el nivel del mar, Valleseco aparece a menudo envuelto en un mar de nubes que propicia su paisaje verde intenso. Se trata de un pequeño pueblo del Norte de Gran Canaria, que se sitúa a escasos 7 kms. del vecino Teror y a 28 de la capital, en medio de un paisaje de escarpada orografía, formado por dos profundos barrancos principales,Barranco de Madrelagua y Barranco de la Virgen, y un valle central más seco del que proviene el paradójico nombre del municipio.

Parte de la legendaria Selva de Doramas, este municipio se caracteriza por su desbordante vegetación; no en vano un 80 % de su territorio tiene la consideración de Espacio Natural Protegido. Su importancia como paraje natural radica en los fragmentos de monteverde dispersos por la zona especialmente en riscos y áreas más inaccesibles. Laureles, brezos, bicácaros, tiles o viñátigos son parte de una flora autóctona que sólo se puede observar en nuestras islas, y que podemos ver recorriendo los caminos reales existentes a lo largo y ancho del municipio.

La Naturaleza se combina con el paisaje rural típico de las medianías norteñas al pervivir aún una actividad agrícola y ganadera considerable, que permite ofrecer al visitante excelentes productos como frutas, verduras, papas, quesos, que se pueden adquirir en el Mercadillo Municipal. En el mismo pueblo también podemos visitar el Taller de Artesanía donde se exponen para su venta diferentes piezas como traperas, instrumentos musicales, muebles de madera, trajes típicos canarios, calados.