GÁLDAR

El municipio de Gáldar participa del espacio geográfico que se ha denominado “comarca del Noroeste”, ocupando el ángulo noroccidental de Gran Canaria, cuyo vértice superior se sitúa a unos 1.700 metros de altitud, en un extremo del Macizo Central de la Isla, en las cercanías de Los Moriscos. En las zonas altas, de accidentada orografía, hallamos morfologías bien diferenciadas, el Montañón Negro, la Caldera de los Pinos de Gáldar y el Hondo de Fagagesto, procedentes de erupciones volcánicas.

Por su configuración es un municipio cuya actividad más importante es la agrícola, destacando el cultivo del plátano, siendo éste el de mayor producción en Gran Canaria. Otros cultivos tradicionales son el tomate y las célebres cebollas de Gáldar, además de los cultivos propios de las medianías, como las papas, el millo, etc. La ganadería también se configura como una actividad importante en la vida del municipio, así vemos como Viera y Clavijo garantiza la excelencia y celebrada fama de sus quesos de leche de oveja y flor.

Gáldar se muestra como un lugar de gran importancia en el mundo de la arqueología, así lo demuestran La Cueva Pintada de Gáldar y La Guancha. En la actualidad las romerías, como la de Santiago y San Isidro, destacan por su tradición, acudiendo a ellas numerosas gentes provenientes de diferentes municipios.