ARUCAS

Arucas es la localidad más poblada del norte de la isla después de Las Palmas de Gran Canaria, la capital. Muestra a lo largo de terrazas y grandes extensiones cultivadas de plataneras, una parte de su pasado agrícola en el que la fruta cubría prácticamente todo su suelo. Hermoso pueblo de artesanos o “labrantes” de la piedra, tiene su máximo exponente del trabajo de la cantería en la iglesia de San Juan Bautista.

La ciudad de Arucas, por el papel que ha representado como segunda urbe en el norte de la Isla (considerando que Telde se halla en el Noreste), sobre todo durante el siglo XIX y primera mitad del presente siglo, es portadora de valores arquitectónicos y urbanísticos singulares, localizados en su mayor parte en el actual Casco Histórico, declarado desde el año 1976 de interés Histórico – Artístico.

El monocultivo de la platanera aún se halla ampliamente extendido en la localidad. Hasta el año 1970, Arucas era el municipio con una mayor superficie de terreno dedicada al cultivo del plátano en todo el archipiélago. El máximo auge se produjo en torno a los años sesenta, entrando luego una fase de declive continuado hasta nuestros días.

En la actualidad cobran importancia otras actividades como el comercio, los servicios, la industria y el turismo, como consecuencia de las transformaciones socioeconómicas operadas en Canarias en las últimas décadas.